¿Dónde están los baches para la inversión minera?

Autor: Regiones

26 de agosto del 2014

¿Dónde están los baches para la inversión minera?

A TAJO ABIERTO

Por Marita Chappuis

Han bajado la confianza y la inversión privada. El gobierno anuncia reiteradamente que seguirá dando medidas para impulsar el crecimiento y agilizar las inversiones. Sin embargo parece que algunas autoridades no se han dado cuenta de lo que sus omisiones causan.

Cuando se ha preguntado al ministro del Ambiente cuándo su sector finalmente aprobará los nuevos reglamentos de protección ambiental  para los sectores extractivos, que llevan meses siendo revisados por sus funcionarios, respondió primero que estaba siendo analizado por el Consejo de Ministros y, la segunda vez, que seguían en su ministerio, aclarando que esta revisión tomará su tiempo.

En 1993 nos tomó cuatro meses redactar y aprobar el reglamento de protección ambiental  para las actividades mineras que hasta hoy está vigente.  En esa oportunidad no se precisaba obtener la opinión  del ente ambiental. Han pasado 21 años, los temas ambientales se han sofisticado, pero si a la DGAAM-Minem le había tomado tres años redactarlo, por qué está tomando 18 meses su revisión en el Minam?

Lo que se percibe es que hay mucho desconocimiento técnico en el Minam y que les importa muy poco las consecuencias de sus omisiones en la economía del país.

Los ‘Cornejo leaks’ han revelado que al Minam le disgustó que una empresa explicara a sus funcionarios  la nueva tecnología (perforación de pozos en aguas profundas) que traía al Perú. Se sabe que el 80% de la tecnología que usamos era desconocida hace diez años. Obviamente los que mejores pueden explicar estas tecnologías son los técnicos que tienen experiencia en ellas, o los que han realizado los estudios.

Esto es lo que ocurrió con el peritaje del estudio de impacto ambiental (EIA) de Conga. El ministro Javier Pulgar-Vidal declaró a todos los medios que podían no afectarse dos lagunas, cuando el estudio no lo decía, y ambientalmente era imposible. Dicen que la ignorancia es atrevida.

Pero las declaraciones del ministro Pulgar-Vidal no han sido las únicas que deben haber causado estragos en la confianza de los inversionistas. La abogada Rosa María Ortiz, jefa del Senace, declaró que sólo se ocuparán de los nuevos grandes proyectos y que están “comenzando de cero”. Y para “comenzar de cero” ha traído técnicos del Minam, cuando se presume que varios de ellos estuvieron cercanos al documento que pasó el exministro Giesecke al periodista Gorriti para su publicación, que descalificaba el EIA de Conga, con generalidades y sin precisiones.  En base a este documento (11 páginas), Gorriti lanzó su célebre frase: “Si se va Yanacocha no significa que van a cerrar los otros proyectos…”.

Esto es muy peligroso para el país, que la revisión de los EIAs estén en manos de profesionales inexpertos, en una institución novata, pero con mucho presupuesto. Actualmente sin revisar ningún EIA ya cuenta con sesenta personas.

Mientras el Minam gasta así su presupuesto espantando inversionistas, el Minem crea una comisión sectorial para “agilizar las inversiones mineras”. Mientras que nuestra institucionalidad ambiental esté dirigida por abogados, que no tienen ni idea de conceptos técnicos, pero pretenden convertir lo legal en lo real, no vamos a poder lograr tener grandes inversiones, en este mundo de crecimiento moderado bajo.

 

Fuente: SEMANAeconómica.com.  21.08.14

Relacionados