Mi vínculo entrañable con el sistema municipal en el Perú

Autor: Luis Alberto Solórzano Talaverno

18 de marzo del 2013

Mi conocimiento y respeto por el Sistema Municipal en el Perú, no lo leí en literatura o novela sino que lo viví y lo vivo en la esencia de mi misma existencia. A mí me tocó reconstruir de cero, siendo muy joven el aparato municipal de la Municipalidad Distrital de Óndores, en los momentos más aciagos y dramáticos de la vida política y social del distrito de Óndores. Recuerdo cuando el presidente Fujimori, en el año de 1992, asaltó el Congreso de la República, el Poder Judicial, las asambleas regionales, el TGC, etc., pero tuvo cuidado en no meterse con las municipalidades; pese a su actitud dictatorial reconocía la esencia de las municipalidades como bastión de la democracia, y es cierto, cientos de alcaldes y regidores que perecieron por la barbarie terrorista son la firme expresión del compromiso de las municipalidades con la democracia y el desarrollo nacional.

En 1995 cuando se instituyó la figura jurídica de la revocatoria de autoridades municipalidades y se sometió en consulta la permanencia del Alcalde de Carhuamayo, señalé: "Que, la revocatoria del alcalde de Carhuamayo, Donato Correa, va ser un gran error histórico", dicho y hecho no me equivoqué, lamentablemente el tiempo me dio la razón, Carhuamayo perdió una gran oportunidad de tener su saneamiento básico.

Dios ha sido muy generoso conmigo, su inmensa bondad me ha permitido, gracias a la decisión de los pueblos de la Heroica Provincia de Junín, personificarlo a través de la alcaldía de la Municipalidad Provincial de Junín, el cual fortalece aún más mi entrañable vínculo con el Sistema Municipal en el Perú, fuero que debo defender en todos sus escenarios sin ningún miramiento, la vida a mí me enseñó a ser consecuente con mis ideales y mi forma de entender el proceso de desarrollo de los pueblos.

Cuando desde 1995 hasta la fecha, en diferentes procesos se revocaron a muchas autoridades distritales en el país, en verdad fuimos indiferentes, no entendimos de la dimensión de debilitamiento de la democracia local, esta ley de consulta popular lo aprobaron personas que jamás conocieron a las municipalidades desde adentro, estos legisladores se cuidaron, ellos de no aprobar normas que lo revocaran aduciendo dizque debilitamiento del poder legislativo, y no entienden que debilitar el sistema de democracia local es debilitar y torpedear la misma democracia en el país.

Por ello me atrevo en señalar que la eventual revocatoria de la alcaldesa de Lima Susana Villarán de la Puente este próximo domingo, definitivamente va a significar el colapsamiento del sistema democrático local, y saben ¿porque?, si a este inescrupuloso Marco Tulio Gutiérrez, le fue fácil regalando fideos lograr las firmas para someter a consulta de revocatoria a una autoridad que representan al más grande caudal de electores en el país, imagínense con qué facilidad se podrá revocar el año 2015 a las autoridades que no tienen el mismo caudal electoral, entre ellos Junín, pobre alcalde que salga electo el 2014, esto es un cosa en serio que debemos advertir, de seguro que al igual como en 1995 sobre Carhuamayo el tiempo me dio la razón, igual será ahora.

Mi defensa del fuero municipal a quien quiero mucho y es parte de mi propia vida va más allá de cualquier posición política, debo ser ahora como lo fui siempre consecuente con lo que creo y he defendido; por eso a la municipalidad no lo conozco por novela o literatura, lo he sentido y lo siento aún mas, como alcalde enfrente situaciones muy dramáticas siendo el alcalde más joven del Perú, nunca renuncié a mi puesto de lucha porque sabía que tenía un compromiso con mi pueblo y su historia y que solo lo cumpliría desde la personificación municipal.

Ahora desde Junín seguiré en mi irrenunciable lucha en defensa del sistema democrático local, a diferencia de mis demás colegas alcaldes del Perú, jamás he sido indiferente.

Luis Alberto Solórzano Talaverano, alcalde provincial de Junín

Relacionados